1. /

Glosario

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | P | R | S | T | U | V | W | X | Z | _1234567890

worm (gusano)

Tipo especial de virus. Un gusano no se adjunta a otros programas como un virus tradicional, pero crea copias de sí mismo, lo que da lugar incluso a más copias.

Un tipo de virus informático que puede replica sobre una red de equipos y realizar tareas destructivas, como consumir recursos de memoria del equipo. Los gusanos no infectan los archivos como normalmente lo hacen los virus, sino que, por el contrario, hacen copias de sí mismos que agotan los recursos del sistema (espacio de disco duro) o que agotan el ancho de banda (extendiéndose a través de recursos de red compartidos). Consulte también virus.

Un virus que se replica a sí mismo que no altera los archivos, sino que reside en la memoria activa y se duplica. La mayoría de los gusanos se propagan como archivos adjuntos a los correos electrónicos. Es habitual que los gusanos se adviertan solamente cuando su replicación fuera de control consume recursos del sistema, ralentizando o interrumpiendo tareas.

Tipo especial de virus. Un gusano no se adjunta a otros programas como un virus tradicional, pero crea copias de sí mismo, lo que da lugar incluso a más copias. Consulte también amenaza y virus.

Los gusanos se replican a sí mismos entre sistemas sin necesitar de un archivo anfitrión, a diferencia de los virus. Un gusano es similar a un virus por su diseño y se considera una subclase de virus. El peligro más grande de los gusanos es su capacidad de replicarse a sí mismos en un sistema. Un gusano puede enviar cientos o miles de copias de sí mismo y crear un efecto devastador.

Los gusanos son programas que se replican a sí mismos entre sistemas, sin necesidad de un archivo anfitrión. Esto los diferencia de los virus, que necesitan un archivo anfitrión para propagarse. Un gusano es similar a un virus por su diseño y se considera una subclase de virus. El peligro más grande de los gusanos es su capacidad de replicarse a sí mismos en un sistema. Un gusano puede enviar cientos o miles de copias de sí mismo y crear un efecto devastador.